miércoles, 16 de abril de 2014

El Sunset Limited

Finalizamos el primer ciclo del año dedicado al escritor Cormac McCarthy con una película no estrenada en la Argentina sobre su último libro publicado, en verdad una obra de teatro: El Sunset Limited, dirigida por Tommy Lee Jones. Será el miércoles 23 de abril a las 20 horas en Austria 2154. Como siempre, con entrada libre y colaboración voluntaria.


Miércoles 23 de abril - 20 horas
EL SUNSET LIMITED
(The Sunset Limited, Estados Unidos, 2011, color, 88 minutos)
Dirección: Tommy Lee Jones.
Guión: Cormac McCarthy.
Producción: Barbara A. Hall.
Dirección de Fotografía: Paul Elliott.
Montaje: Larry Madaras y Roberto Silvi.
Música: Marco Beltrami.
Elenco: Samuel L. Jackson y Tommy Lee Jones.


Dos personajes sin nombre (en la versión impresa, «Blanco» y «Negro»). Uno salva al otro en el momento en que quería suicidarse lanzándose a las vías de un tren en movimiento, el Sunset Limited al que alude el título. Y todo transcurre en un departamento en el que debatirán sobre el significado del sufrimiento humano, la existencia de Dios y el derecho al suicidio.


Con una gran profundidad en los diálogos y las posturas de cada uno, el clima que va tomando el texto hace que el espectador también reflexione sobre los temas abordados por los personajes.

El Sunset Limited es la segunda obra teatral de McCarthy, estrenada originalmente por la Steppenwolf Theatre Company en Chicago, en mayo de 2006, y publicada luego con el subtítulo «Una novela en forma dramática». Es hasta el momento su último libro editado.


La película fue producida para la televisión y estrenada por HBO en febrero de 2011. No tuvo estreno comercial en nuestro país, y en España se la conoció como Al borde del suicidio. Nosotros preferimos el título original con que fue editada en la Argentina.


Temporada VIII / Función 158
Cineclub La Rosa
Austria 2154

El libro, en la Biblioteca
En una reciente donación de la CONABIP hemos sumado a nuestro catálogo a El Sunset Limited, por lo que los tres títulos del ciclo Cormac McCarthy están disponibles para leer.

martes, 15 de abril de 2014

Ciclo "R.W. Fassbinder" en 16mm

Con el ciclo dedicado a Rainer Werner Fassbinder concretamos un verdadero lujo que hace rato queríamos darnos en el Cineclub La Rosa. Proyectaremos tres películas del prolífico director alemán en el hermoso formato fílmico de 16mm. Todo será gentileza de nuestro programador invitado, Carlos Müller, en Austria 2154.

Acercarse al cine de Fassbinder es acercarse a Fassbinder mismo. En sólo catorce años de vida profesional Rainer Werner Fassbinder dirigió cuarenta y tres películas que no tuvieron tiempo de despegarse de su creador. Fassbinder está vivo en sus películas como pocos directores porque nunca le interesó distanciarse de ellas, o nunca se lo planteó. El tiempo de los planteos, de pensar en acabar una película tranquilamente, lo usó para lanzarse febrilmente a su próximo film, obra de teatro, programa radial o nota periodística hasta su muerte en 1982, a los pocos días de haber cumplido treinta y siete años.


Entre su nacimiento en Munich en 1945 y su fallecimiento en la misma ciudad apenas días después de filmar Querelle -en sólo 22 días- hay una infancia triste y solitaria que lo marcó en su vida y su carrera, que son casi lo mismo. "Crecí más o menos sin padres y ya de muy pequeño, entre los siete y los nueve años, viví completamente sólo", sostenía Fassbinder, quien además se calificaba como un niño "maníaco-depresivo". Si vale la pena detenerse en la infancia de este creador desesperado es justamente porque sus películas y toda su obra son una reacción contra los primeros años de su vida. Esto no quiere decir que todo el cine de Fassbinder sea desgarrador, melancólico o triste. Muchas veces su cine divierte y hace reír. Es ahí donde se conjura todo el desamparo de una vida apurada e intensa que acabó tempranamente y permanece latente en sus películas, de las que -además de guionista, director y productor- muchas veces fue actor y también director de fotografía, editor o escenógrafo.


Su personalidad obsesiva y explosiva hace que su obra tenga hoy seguidores en todo el mundo y que Fassbinder tenga el extraño privilegio de ser considerado un autor "de culto", con seguidores apasionados y detractores implacables. De lo que no quedan dudas es que Fassbinder es un nombre ineludible en la rica historia del cine alemán e incluso en el cine de la segunda mitad del siglo pasado. Su nombre puede pasar esporádicamente al olvido y cuando eso ocurre, una oportuna retrospectiva viene a recordarnos su mundo único y genial. Es lo que ocurre con la retrospectiva que programó el Cineclub La Rosa, que le ofrecerá durante mayo a los cinéfilos de Buenos Aires el privilegio de ver cuatro largometrajes de este autor irrepetible en formato 16 milímetros.

Carlos Müller
Cineclub Dynamo
.

Jueves 1 de mayo - 19:30 horas
LA ANGUSTIA CORROE EL ALMA
(Angst essen Seele auf, Alemania, 1974, color, 93 minutos)
Dirección y guión: Rainer Werner Fassbinder
Elenco: Brigitte Mira, El Hedi Ben Salem, Barbara Valentín, Irm Hermann, Elma Kazlova, Anita Bucher, Gusti Kreisal

En un café al que acuden los trabajadores inmigrantes, Emmi Kurowski, una viuda de unos sesenta años, conoce a Salem, un marroquí treintañero. Inducido por la dueña del bar, Salem invita a Emmi a bailar, hablan, la acompaña a casa y, al día siguiente, se queda a vivir con ella. Esta relación provoca un gran escándalo, y las vecinas visitan al propietario del edificio para denunciar a Emmi. Premio del Jurado Ecuménico y Premio FIPRESCI en Cannes.


Miércoles 14 de mayo - 20 horas
EL VIAJE A LA FELICIDAD DE MAMÁ KÜSTER
(Mütter Kusters Fahrt zum Himmel, Alemania, 1975, color, 120 minutos)
Dirección: Rainer Werner Fassbinder
Elenco: Brigitte Mira, Margit Carstensen, Ingrid Caven, Karlheinz Böhm, Irm Hermann

Un obrero de una planta química, inesperadamente, en un acto de rebelión, asesina al hijo de su jefe, suicidándose a continuación. Este hecho transformará por completo la vida de su mujer (Emma Küsters) quien, con la falta de apoyo que recibe de un hijo (dominado por su mujer) y de una hija (que sólo busca su propia gloria), iniciará una odisea personal en la que tendrá que enfrentarse a manipulaciones mediáticas e ideólogos políticos que buscan utilizarla para sus propios fines, ignorando la única razón que a ella le mueve: defender y devolver la dignidad a la memoria de su marido.


Miércoles 28 de mayo - 20 horas
LILI MARLEEN
(Idem, Alemania, 1981, color, 116 minutos)
Dirección: Rainer Werner Fassbinder
Elenco: Hanna Schygulla, Giancarlo Giannini, Mel Ferrer, Karl Heinz von Hassel, Erik Schumann, Hark Bohm, Rainer Werner Fassbinder

Lili Marleen es la historia de una canción que, durante la Segunda Guerra Mundial, llegó a convertirse en un himno, primero del nazismo y después del bando aliado. En 1936, Norbert Schultze, un pianista de cabaret, le puso música a la letra que había escrito años atrás un soldado alemán. Tres años más tarde la grabó en disco una bella pero mediocre cantante, Lale Andersen, que consiguió un éxito y una popularidad tales que los servicios de propaganda del Tercer Reich decidieron hacer suya la canción. 

jueves, 27 de marzo de 2014

La carretera

Segunda función del ciclo dedicado al escritor Cormac McCarthy, con la película basada en la novela que le valió el premio Pulitzer: La carretera, dirigida por John Hillcoat. Será el miércoles 9 de abril a las 20 horas en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.


Miércoles 9 de abril - 20 horas
LA CARRETERA
(The Road, Estados Unidos, 2009, color, 112 minutos)
Dirección: John Hillcoat.
Guión: Joe Penhall, sobre la novela homónima de Cormac McCarthy.
Producción: Paula Mae Schwartz, Steve Schwartz y Nick Wechsler.
Dirección de Fotografía: Javier Aguirresarobe.
Montaje: Jon Gregory.
Dirección de arte: Chris Kennedy.
Música: Nick Cave y Warren Ellis.
Elenco: Viggo Mortensen, Kodi Smit-McPhee, Charlize Theron, Robert Duvall, Guy Pearce, Molly Parker, Michael K. Williams y Garret Dillahunt.


Un padre y su hijo transitan una carretera con lo poco que pueden llevar a cuestas, en medio de un mundo desolado en un invierno crudo y permanente donde sólo tiene sentido intentar la supervivencia, quizás con la esperanza poco probable de que algo cambie.


Mientras buscan alimentos, vivienda y seguridad, el padre intenta inculcarle valores a su hijo, y enseñarle cómo sobrevivir y mantener la cordura. La esperanza parece estar en las costas del sur, pero deberán evitar constantemente a los bandidos y caníbales que ahora pueblan la tierra, donde se desvanecen los nexos sociales.


Extraordinaria adaptación de una novela impactante, que le valió el Pulitzer a McCarthy, quien dijo haberse inspirado en su relación de padre mayor con un hijo pequeño. Gran trabajo de Viggo Mortensen. Selección oficial del Festival de Venecia.

Temporada VIII / Función 157
Cineclub La Rosa
Austria 2154

viernes, 21 de marzo de 2014

Sin lugar para los débiles

Comienza la octava temporada del Cineclub La Rosa con la primera función del ciclo dedicado al escritor Cormac McCarthy y para ello abrimos con la película que lo lanzó a la fama mundial gracias al Oscar conseguido por los hermanos Coen: Sin lugar para los débiles. Será el miércoles 26 de marzo a las 20 horas en Austria 2154, con entrada libre y colaboración voluntaria.


Miércoles 26 de marzo - 20 horas
SIN LUGAR PARA LOS DÉBILES
(No country for old men, Estados Unidos, 2007, color, 122 minutos)
Dirección y guión: Ethan y Joel Coen, basados en la novela de Cormac McCarthy.
Producción: Scott Rudin y Ethan y Joel Coen.
Dirección de Fotografía: Roger Deakins.
Montaje: Ethan y Joel Coen (como Roderick Jaynes).
Música: Carter Burwell.
Vestuario: Mary Zophres.
Elenco: Josh Brolin, Tommy Lee Jones, Javier Bardem, Kelly Macdonald, Woody Harrelson, Stephen Root, Garret Dillahunt, Tess Harper, Barry Corbin, Rodger Boyce y Beth Grant.


En pleno desierto texano, en 1980, un cazador se encuentra con un maletín cargado de billetes, descubre unos hombres acribillados y un cargamento de droga. Toma el dinero y huye, sin saber que un despiadado pistolero (increíble actuación de Javier Bardem) se pone tras sus pasos para recuperar lo robado.

En paralelo, un veterano sheriff lleva su propia investigación, aunque en su caso la deducción final no apunte al culpable de un delito, sino a la certeza de que el mundo que conoció está hundiéndose envuelto en llamas.


Tres historias que se cruzan por la acción de la naturaleza y del hombre en conjunto, bajo el cielo de un país manchado por el materialismo y la maldad, donde la bondad no cuaja.

Una gran novela de Cormac McCarthy, mezcla de thriller campesino y parábola bíblica, encuentra a los hermanos Coen con sus mejores herramientas para contar la historia que más les gusta: la del perdedor con suerte que quiere más de lo que puede. Como siempre, excelente la fotografía de Roger Deakins.


La película obtuvo cuatro premios Oscar: Mejor Película, Dirección, Guión adaptado y Actor secundario (Bardem). Además, participó de la competencia oficial del Festival de Cannes.

Temporada VIII / Función 156
Cineclub La Rosa
Austria 2154

lunes, 17 de marzo de 2014

Ciclo "Cormac McCarthy"

Aunque jugamos un poco al misterio, muchos advirtieron que nuestro primer ciclo del año une lo literario con el cine. Así es que comenzamos la octava temporada del Cineclub La Rosa con tres magníficas adaptaciones de uno de los escritores norteamericanos más intensos e interesantes de la actualidad: Cormac McCarthy. Será como siempre con entrada libre y colaboración voluntaria en Austria 2154. 


Cormac McCarthy nació en Providence, Rhode Island, el 20 de julio de 1933. Según el crítico literario Harold Bloom es "uno de los cuatro mayores novelistas norteamericanos de su tiempo", junto a Thomas Pynchon, Don DeLillo y Philip Roth, y su obra se compara frecuentemente con la de William Faulkner, aunque también con Herman Melville, Mark Twain y Jim Thompson.

En 1992 obtuvo el prestigioso National Book Award por Todos los hermosos caballos (llevada al cine con poco éxito por Billy Bob Thornton en 2000), mientras que La carretera le valió el Premio Pulitzer de ficción (2006). Sin embargo, probablemente el reconocimiento masivo le llegó de la mano de No es país para viejos, dirigida por los hermanos Coen (aquí estrenada como Sin lugar para los débiles), obteniendo cuatro premios Oscar incluyendo Mejor Película y Guión Adaptado.


En 1974-75 trabajó en el guion de The Gardener's Son (película para la televisión estrenada en junio de 1977), de Richard Pearce y su obra The Sunset Limited fue realizada en 2011 por Tommy Lee Jones. También fueron llevadas al cine recientemente su novela Hijo de Dios (Child of God, James Franco, 2013) y con guión propio El consejero (Ridley Scott, 2013)

Extremadamente reservado, rara vez se deja entrevistar y poco se sabe de su vida más allá de la literatura.

Emiliano Penelas
Programador


Miércoles 26 de marzo - 20 horas
SIN LUGAR PARA LOS DÉBILES
(No country for old men, Estados Unidos, 2007, color, 122 minutos)
Dirección: Joel y Ethan Coen.
Elenco: Josh Brolin, Tommy Lee Jones, Javier Bardem, Kelly Macdonald, Woody Harrelson, Stephen Root, Garret Dillahunt, Tess Harper, Barry Corbin, Rodger Boyce y Beth Grant.

En 1980, en la frontera de Texas, cerca de río Grande, Llewelyn Moss (Josh Brolin), un cazador de antílopes, descubre a unos hombres acribillados a balazos, un cargamento de heroína y dos millones de dólares en efectivo. Adaptada de la excelente novela de Cormac McCarthy, fue ganadora de cuatro Oscar: mejor película, dirección, guión adaptado y actor secundario (Bardem). Selección oficial del Festival de Cannes.


Miércoles 9 de abril - 20 horas
LA CARRETERA
(The Road, Estados Unidos, 2009, color, 112 minutos)
Dirección: John Hillcoat.
Elenco: Viggo Mortensen, Kodi Smit-McPhee, Charlize Theron, Robert Duvall, Guy Pearce, Molly Parker, Michael K. Williams, Garret Dillahunt

El planeta ha sido arrasado por un misterioso cataclismo y, en medio de la desolación, un padre y su hijo se dirigen hacia la costa en busca de un lugar seguro donde asentarse. Durante el viaje se cruzarán con otros supervivientes: unos se han vuelto locos, otros se han convertido en caníbales. Selección oficial del Festival de Venecia.


Miércoles 23 de abril - 20 horas
EL SUNSET LIMITED
(The Sunset Limited, Estados Unidos, 2011, color, 88 minutos)
Dirección: Tommy Lee Jones.
Elenco: Samuel L. Jackson y Tommy Lee Jones.

Un hombre evita en el último momento que otro se suicide tirándose a las vías del Sunset Limited. A partir de ese momento se establece entre ambos una intensa relación basada sobre todo en encendidas discusiones de carácter ideológico. Sus contrapuestos puntos de vista están en parte determinados por sus distintas circunstancias vitales. No estrenada comercialmente en la Argentina, en España se la conoció como Al borde del suicidio.Nosotros preferimos titularla como la edición castellana del libro.


McCarthy en la Biblioteca
Tres novelas de Cormac McCarthy pueden hallarse en el catálogo de la Biblioteca Carlos Sánchez Viamonte: Meridiano de sangre, La carretera y No es país para viejos.

Vida y obra: Cormac McCarthy

Heredero literario de Faulkner, Cormac McCarthy ha creado un mundo en su ficción que no tiene paralelo en la literatura contemporánea. Tras una vida de pobreza voluntaria, recién a los 59 años fue reconocido fuera de un muy pequeño círculo de lectores. Ahora es uno de los autores predilectos de Hollywood y con 80 años sigue escribiendo con la vitalidad de un joven. A él dedicamos el primer ciclo 2014 del Cineclub La Rosa.
Cormac McCarthy es el mejor novelista estadounidense desde Faulkner y Hemingway, y ha escrito libros equiparables con Moby Dick y Huckleberry Finn. Nacido en 1933, en el estado de Rhode Island, se crió en Tennessee, el sur profundo de los Estados Unidos. Sus primeras cuatro novelas se sitúan en los bosques y pueblos chicos del lugar de su niñez. Tratan de gente extremadamente grotesca que viven en un crepúsculo entre un mundo agrario, casi medieval, y el mundo venidero industrial. Al comienzo de su carrera, McCarthy fue encasillado como un "escritor sureño" y un descendiente directo de William Faulkner. Después, a partir de su obra maestra, Blood Meridian –or- The Evening Redness in The West (1985), el tema de McCarthy ha sido el far west.

Su última novela publicada, The Road (2006), es la culminación de su obra. Retrata las agonizantes andanzas de un padre y su hijo en un Estados Unidos posapocalíptico, un mundo sin árboles, sin pájaros, con un mar y un cielo color plomo, donde el hombre se ha reducido a un estado salvaje y bestial. La obra de McCarthy se destaca por una prosa bíblica, paisajes homéricos, una sensibilidad al mundo de los animales que supera ampliamente a la de Jack London, y personajes envueltos en luchas existenciales dignas de Dostoievski.

Hoy McCarthy es un best seller, un favorito de Hollywood y un autor canonizado por los académicos y críticos literarios. Pero hasta la publicación de All The Pretty Horses, en 1992, cuando McCarthy tenía 59 años, sus libros vendían alrededor de 5.000 ejemplares cada uno. Era, sin embargo, leído por una elite. Era un escritor de escritores. A los 80 años de edad, hoy McCarthy está pasando por un segunda juventud creativa. Escribe guiones originales para el cine (The Counselor, dirigida por Ridley Scott, sale este año y tendrá a Brad Pitt, Javier Bardem, Michael Fassbender, Cameron Diaz y Penélope Cruz en su elenco). Dicen que tiene dos novelas terminadas, por publicarse.

Se sabe muy poco de la vida de McCarthy. Aunque últimamente ha sido bastante abierto con la prensa (dando entrevistas muy ocasionalmente) no revela nada sobre su vida personal. La biografía de autor de The Road, que además ganó el Premio Pulitzer, solo dice: "Cormac McCarthy es el autor de nueve novelas previas. Entre sus honores están el National Book Award y el National Book Critics Circle Award". Nada más.

Para poder trabajar en plenitud y a la máxima expresión de sus talentos y ambiciones un novelista requiere, por un lado, establecer su relación con la sociedad en cual vive, y por otro lado, descubrir su gran tema. Por lo primero, queremos decir cómo se ganará la vida. En cuanto el gran tema, se puede agotarse en una sola novela, como Moby Dick, Don Quijote o En busca del tiempo perdido; o se puede extender a través de una vasta obra, como La comedia humana de Balzac o las novelas de Yoknapatawpha de William Faulkner.

Se dice que Suttree, publicada en 1979 (pero producto de 20 años de trabajo intermitente) es la novela más autobiográfica de McCarthy. En ella el protagonista, Cornelius Suttree vive en una pequeña embarcación sobre el río Tennessee, en los años 50, cerca de Knoxville. Ha abandonado una familia prominente y acomodada para compartir bizarras aventuras picarescas con los ciudadanos más lúmpenes y marginales de la sociedad.

Al principio de la novela Suttree cuenta de la última comunicación que tuvo con su familia:

En la última carta de mi padre él dijo que el mundo está manejado por los que aceptan la responsabilidad de manejarlo. Si es la vida que sientes que te estás perdiendo, yo te puedo decir donde la encontrarás. En las cortes de la ley, en el mundo de los negocios, en el gobierno. No hay nada pasando en las calles. Nada más que una pantomima compuesta por los desamparados y los impotentes.

Enfrentado con el mismo mandato, McCarthy tomó un camino en la vida parecido al de Suttree. Decidió apartarse voluntariamente "del mundo de los negocios, de la ley y del gobierno" para poder estar en paz y escribir. El costo de esto es vivir en la pobreza; la recompensa es la libertad. La primera esposa de McCarthy dijo que cuando vivían en el bosque en una casa que construyó McCarthy mismo, lavándose en el río, a veces venían profesores universitarios a ofrecerle mucho dinero para dar una charla. McCarthy solo respondía que todo lo que se podía contar de sus libros ya estaba en los mismos libros.

Suttree, además de ser un libro semi autobiográfico, marca un punto de inflexión en la carrera de McCarthy. Sus primeras tres novelas (The Orchard Keeper 1965; Outer Dark, 1968; y Child of God, 1973), estaban situadas en locaciones rurales del estado de Tennessee, como Suttree mismo. A partir de su próxima novela, Blood Meridian –or- The Evening Redness in the West (1985), McCarthy encuentra su gran tema: la historia del Oeste de los Estados Unidos. Es su Moby Dick.

Los Estados Unidos, como todas las Américas, fueron fundados sobre la exterminación sistemática de sus poblaciones nativas. Blood Meridian cuenta un episodio de ese holocausto. Para muchos lectores, incluyendo a Harold Bloom, la novela tiene una profundidad inagotable. Escondido entre su trama de sangre y violencia dantesca hay un especie de texto gnóstico secreto. Está lleno de simbolismo religioso y místico. Pero no tiene moralejas ni tampoco criticas implícitas a los mecanismos de civilización. Es una visión.

Para Harold Bloom, Blood Meridian o Meridano de Sangre, es el último western, en el sentido en que Don Quijote es la última novela caballeresca: "Culmina toda la potencialidad estética que puede tener la ficción sobre el Oeste. No creo que nadie lo pueda mejorar. Básicamente pone cierre a la tradición… No es solamente el Western supremo, sino que también es la suprema dramatización de la violencia".

En cierta manera Cormac McCarthy mismo desmiente a Bloom, ya que tras Blood Meridian escribe tres novelas, también western, denominadas The Border Trilogy (La trilogía de la frontera) compuestas por All The Pretty Horses (1992), The Crossing (1994) y Cities of the Plain (1998). De todas sus novelas, All The Pretty Horses es la más accesible. Trata de un viaje iniciático a caballo de dos primos desde un rancho en Texas hasta otro en México y el de vuelta. Está situada en 1949 y es el último suspiro de las viejas costumbres del oeste. Fácilmente podría estar en un estante con la novela que Hemingway designó como la primogénita de la literatura estadounidense, Huckleberry Finn.

En una entrevista que reunió a Werner Herzog y a Cormac McCarthy el cineasta alemán comparó a McCarthy con Herman Melville y Joseph Conrad. Alabó, con veneración, la capacidad de McCarthy de describir paisajes y caballos. Dijo que desde All The Pretty Horses no se ha hecho nada nuevo en la prosa novelística en inglés.

Esta es una biografía breve e incompleta, cuya intención es llevar al lector a la obra del escritor con una carga de entusiasmo. Sin embargo, antes de cerrar, hay que discutir una faceta más de McCarthy: su pasión por la ciencia.

Por lo que podemos saber, Cormac McCarthy pasa sus días en el Santa Fe Insitute en Nuevo México. Allí tiene una oficina y es miembro honorario. Fue invitado, originalmente, por su amigo Murray Gell-Mann, físico y Premio Nobel. Es un centro de investigación que reúne a científicos de todas las disciplinas para pensar y trabajar problemas en la vanguardia de la ciencia. Allí, McCarthy asiste a seminarios, almuerza en la cafetería y fraterniza con los científicos, su compañía predilecta.

Una última cosa se puede decir: escribió toda su obra sobre una maquina de escribir portátil de marca Olivetti.

Cormac McCarthy es de la vieja escuela.


Fuentes / Más Información
Cormac McCarthy (1933) tiene la reputación de evitar todo contacto con la prensa, pero la verdad es que —en comparación con otros grandes escritores estadounidenses solitarios, como Thomas Pynchon, J.D. Salinger o Stephen Millhauser— ha dado muchísimas entrevistas.

Enumeremos: una en The New York Times en 1992 justo después de publicar su novela All The Pretty Horses; otra en Rolling Stone en el 2007 sobre su participación en The Santa Fe Institute; una con The Wall Street Journal en el 2009 tras la adaptación al cine de su novela The Road; otra con la cadena de radio estadounidense NPR, junto con el cineasta Werner Herzog y el físico Lawrence Krauss, donde se habló sobre las cosas en común entre la ciencia y el arte; otra más en la revista Time en 2007, una charla con los hermanos Coen, tras la adaptación de No Country for Old Men; y la más famosa, en la televisión con Oprah Winfrey en 2008, después de la publicación de The Road.

Andrés Hax
Revista Ñ, 24 de enero de 2013

sábado, 15 de marzo de 2014

Comienza la octava temporada

En breve daremos comienzo a la temporada 2014, la octava del Cineclub La Rosa. Sólo dejamos una foto a modo de anticipo de a quién estará dedicado el primer ciclo del año.

sábado, 21 de diciembre de 2013

Alfredo Li Gotti recibió su cuadro

El padrino del Cineclub La Rosa, Alfredo Li Gotti, recibió en la Sala Giuliodori, donde programa sus ciclos, el mismo retrato que enmarca la nuestra.


Alfredo Li Gotti junto a Emiliano Penelas, programador del Cineclub La Rosa


martes, 17 de diciembre de 2013

Siete años del Cineclub La Rosa

El Cineclub La Rosa acaba de cerrar su séptima temporada, alcanzando las 155 funciones, con 229 películas proyectadas entre largos y cortometrajes tanto en formato digital como en 16mm y Súper 8, siempre con entrada libre y colaboración voluntaria, realizando funciones con invitados especiales, realizadores, críticos, ensayistas y periodistas que han hablado o escrito textos especialmente para nosotros, e incluso muchas funciones con música en vivo.


Desde 2007 han pasado por nuestra sala para presentar sus películas José A. Martínez Suárez (Socio Honorario de la Biblioteca), Ariel Rotter (Oso de Plata en Berlín), Pablo Giorgelli (Cámara de Oro en Cannes y premiado en San Sebastián), Alejandro Fadel (premiado en Cannes), Fermín Rivera, Roberto A. Gómez, Rodolfo Durán, Nicolás L. Tannchen, Pablo G. Pérez, Franca González, Julio Iammarino, Juan Mascaró, Lucía Roux, Alberto Farina, Gregory Schepard, Patricio Escobar, Enrique Stavron, Martín Servente, Sebastián Hermida, Augusto González Polo, Gustavo Laskier, Emiliano Serra, Fernando Arditi y Javier Pistani.

Además, presentaron funciones el coleccionista y cineclubista Alfredo Li Gotti (Padrino del Cineclub La Rosa), la antropóloga y cineasta Mabel Prelorán (Socia Honoraria de la Biblioteca), el escritor Enrique Medina, el periodista Ezequiel Fernández Moores, la crítica y curadora Graciela Taquini, el investigador cinematográfico Pablo De Vita, la directora del Festival de Cortos de Punta del Este Roxana Ukmar, el artista plástico Juan D'Alessandro, el periodista y escritor Carlos Inzillo, el cinéfilo Cristian N. García, el historiador Leonel Contreras y el ensayista y escritor Germán Cáceres, entre otros.

En 2014 comenzaremos nuestra octava temporada. ¡Los esperamos!

Resumen de la Temporada VII

  • 30 Funciones
  • 30 Largometrajes
  • 7 Cortometrajes
Ciclos
Funciones especiales
  1. Lulú ó La caja de Pandora
  2. 75 años de Superman
  3. Alejandro Fadel presentó Los salvajes
Invitados especiales
  1. Leonel Contreras presentó Lulú ó La caja de Pandora.
  2. Cristian N. García presentó Fata Morgana
  3. Fernando Arditi y Javier Pistani presentaron su película Una película de gente que mira películas
  4. Roberto Ángel Gómez y Alfredo Li Gotti, padrino del Cineclub La Rosa, presentaron Alfredo Li Gotti. Una pasión cinéfila, de Roberto A. Gómez.
  5. Rodolfo Durán presentó su película Dirigido por...
  6. Pablo G. Pérez presentó su corto Ojos.
  7. Germán Cáceres presentó Superman: la película.
  8. Cristian N. García presentó Repulsión.
  9. José A. Martínez Suárez presentó su película El crack.
  10. José A. Martínez Suárez, presentó su película Dar la cara.
  11. Alejandro Fadel presentó su película Los salvajes.
Proyecciones en 16mm
  1. La caja de Pandora / Lulú, de G.W. Pabst
  2. Más allá de la justicia, de Bertrand Tavernier. 
  3. Fata Morgana, de Werner Herzog. 
  4. Ascensor para el cadalso, de Louis Malle.
  5. La inmortal, de Alain Robbe-Grillet.
  6. Adorable mentirosa, de Michel Deville.
  7. Puerta de Lilas, de René Clair.
  8. Mélo, de Alain Resnais. 
  9. Un asunto de mujeres, de Claude Chabrol. 
  10. El dinero, de Robert Bresson. 
Proyecciones en Súper8
  1. El día que me quieras, de John Reinhardt, con Carlos Gardel.
  2. Egg cracker suite, de Ben Hardaway y Emery Hawkins. 
  3. Poeta y aldeano, de Dick Lundy.
  4. El mundo sin sol, de Jacques Cousteau.
Otras actividades

Retro
Resumen de la Temporada V
Resumen de la Temporada VI

domingo, 15 de diciembre de 2013

Alejandro Fadel en el Cineclub La Rosa

El Cineclub La Rosa finalizó su séptimo año consecutivo de proyecciones con Los salvajes, presentada por su director Alejandro Fadel.


Con una función a sala llena, nos enorgullece haber podido presentar esta película, que consideramos entre lo mejor del cine nacional de los últimos años, y poder contar con la participación de su realizador dialogando con el público.


sábado, 7 de diciembre de 2013

"Los salvajes" cierra la Temporada VII

Función de lujo para el final de una temporada que también lo ha sido. Presentada por su director, Alejandro Fadel, veremos Los salvajes, quizás la mejor película argentina del último año. Será el sábado 14 de diciembre a las 20 horas, con entrada libre y colaboración voluntaria, en Austria 2154.


Sábado 14 de diciembre - 20 horas
LOS SALVAJES
(Idem, Argentina, 2012, color, 119 minutos)
Guión y dirección: Alejandro Fadel.
Producción: Alejandro Fadel y Agustina Llambi Campbell.
Dirección de Fotografía: Julián Apezteguía.
Música: Sergio y Santiago Chotsourián.
Montaje: Andrés P. Estrada y Delfina Castagnino.
Dirección de arte: Laura Caligiuri.
Sonido: Santiago Fumagalli.
Elenco: Leonel Arancibia, Roberto Cowal, Sofía Brito, Martín Cotari, César Roldán y Ricardo Soulé.


Como en un western, todo empieza con una fuga. Cinco adolescentes escapan violentamente de un instituto de menores del interior argentino. Deben peregrinar cien kilómetros a pie, atravesando las sierras, ante la promesa de un hogar donde continuar sus días. Llevan unas pocas provisiones y una pistola. Cazan animales para alimentarse, roban las casas que encuentran a su paso, consumen drogas, se bañan en un río, pelean, hacen el amor: un viaje progresivo hacia el corazón de la naturaleza que pronto se convierte en una fabula mística sobre el coraje y la gracia.

La película compitió por la Cámara de Oro a la mejor ópera prima durante la Semana de la Crítica del Festival de Cannes, donde se alzó con el Premio ACID / CCAS otorgado conjuntamente por la Asociación del Cine Independiente (ACID) y la Caja Central de Actividades Sociales (CCAS).


“Lo que más nos impacta de Los salvajes es su fuerza estética, su constante búsqueda de belleza, nunca en vano (una belleza que Fadel caza en los rostros de los adolescentes fugitivos, en el paisaje de un mundo apaleado por el caos de su propia civilización, en la naturaleza animal que yace dormida en el corazón profundo de la humanidad). Algunos planos tocan lo sublime, conteniendo siempre su propia contradicción: la fragilidad y fuerza que constituyen el gran estilo de Fadel. Los salvajes es un western bárbaro que parece recordarnos que nuestras sociedades actuales están destinadas a desaparecer… y eso nos da escalofríos” (Fabien Gaffez, catálogo Semaine de la Critique, Cannes 2012).

 
"Se dijo, se escribió, repetidas veces, que Los salvajes es una película ambiciosa. Lo es, porque en su complejidad se adivina –y se festeja– la intención de incluir al cine todo, de devorarlo. Esto, que en pocas palabras parece tan vago, se vuelve deliberado si se hace el ejercicio de elegir cualquier fotograma al azar, a lo largo de los ciento treinta minutos que dura la película. Alejandro Fadel parte del western y su iconografía para utilizar luego, a lo largo de su travesía, una serie de elementos que atraviesan diferentes géneros, tonos, formas y referencias. Y el éxito de la película consiste en poner en jaque tanta información, hacer de la aventura una experiencia contemplativa, desarrollar y darle cuerpo a una gran cantidad de personajes –y plantear, de paso, la relación del hombre con la naturaleza–, y hasta en el hecho de jugar con el realismo para animarse a quebrarlo en el resbaladizo terreno del misticismo, sin que por ello la película pierda cohesión. Esa apuesta, enorme, valiente, impresionante, hace de la ópera prima de Fadel una película que no se parece a nada de lo que se produce en el cine argentino." (Javier Diz, catálogo BAFICI 2012, donde obtuvo el premio a la Mejor Fotografía).


Alejandro Fadel
Nació en Tunuyán, Mendoza, en 1981. En la Universidad del Cine, donde cursó sus estudios, filmó los cortos ¿Qué hacemos con Pablito? (2000) y Felipe (premiado en el BAFICI 2003), entre otros.

Fue guionista de los largometrajes Carancho (2010) Leonera (2008) y Elefante blanco (2012), todas de Pablo Trapero, y de La vida nueva (2011), de Santiago Palavecino.

Codirigió el largometraje El amor (primera parte) (2004), junto a Martín Mauregui, Santiago Mitre y Juan Schnitman.La película fue presentada por Fadel en la Función 48 (Temporada IV) del Cineclub La Rosa.


Temporada VII / Función 155
Cineclub La Rosa
Austria 2154

viernes, 6 de diciembre de 2013

Un milagro para el cine argentino

Los salvajes, de Alejandro Fadel
Estrenada el 4 de octubre de 2012



Los salvajes es una ratificación de muchas cosas. Que no hace falta un gran presupuesto para hacer una gran película (y la ópera prima de Fadel es grande en ambiciones y también en su dimensión artística), que se puede seguir haciendo cine de primerísimo nivel técnico (extraordinaria fotografía de Julián Apezteguía aprovechando todo el ancho de pantalla, brillante trabajo de sonido con acabado en Dolby 5.1) sin recurrir a los subsidios del INCAA, y que -luego de El estudiante y de este film- la gente de La Unión de los Ríos está tocada por la varita mágica tanto a nivel de producción como de realización (ver columna más abajo al respecto).

Este primer largometraje de Fadel (31 años, mendocino) es un film de fuga, un western, una historia de aventuras en medio de la naturaleza más salvaje, un thriller de tensión y violencia permanentes y un melodrama religioso. Una película que va siempre por más (que va por todo), que está regada de citas e inspiraciones cinéfilas (The Shooting, de Monte Hellman; y Francisco Juglar de Dios, de Roberto Rossellini), pero también el cine de Robert Bresson, Carl Dreyer. Y Deliverance: La violencia está en nosotros, de John Boorman y, por qué no, imágenes que remiten a un Apichatpong Weerasethakul, un Lisandro Alonso o el Carlos Reygadas de Luz silenciosa.

En la primera escena vemos a unos adolescentes rezando detrás unas rejas. La fe, lo místico, lo espiritual será una constante del film y seguramente su aspecto más discutido. Yo no soy un fan del cine "religioso" y me suelen molestar bastante los simbolismos (aquí hay mucho de deseo, culpa, sacrificio y redención), pero todo esos elementos están tan bien imbricados en la estructura narrativa que no me perturbó en absoluto. No sólo eso: le da un tono de fábula elegíaca, de epifanía, que transporta al espectador a muy diferentes estados.

La primera secuencia describe de manera seca, cruda, el escape de varios muchachos de un instituto de menores. Ellos deberán caminar durante siete días por la zona serrana más virgen de Córdoba para evitar que los atrapen. Estamos ante chicos "pesados", marginales, adictos a la merca, al alcohol y a las armas, que no tienen nada que perder y al mismo tiempo están dispuestos a todo.

No contaré nada de sus peripecias -que son muchas en los abundantes 119 minutos del relato (el corte original era de 130)-, pero Fadel, como buen guionista que es, construye un mecanismo de relojería en el que el protagonismo, el punto de vista va cambiando minuto a minuto. Cuando logramos identificamos un poco con un personaje, éste desaparece y el proceso vuelve a empezar. Así, iremos conociendo la historia, la intimidad de cada uno de ellos. Se trata de un mecanismo de condensación o, mejor, de jibarización. En vez de crecer a niveles épicos (y la travesía está llena de momentos épicos) la película va menguando sin por eso perder el suspenso ni el interés.

Llama poderosa y positivamente la atención la convicción de Fadel para manejar los distintos resortes de esta muy arriesgada apuesta. Filmó en condiciones adversas (hasta tuvo un accidente bastante grave que le dejó varias marcas en su cuerpo), con no-actores descubiertos en castings o directamente en la calle, con un equipo técnico muy reducido y en apenas cinco semanas. En ese contexto, logró que el trabajo de los chicos (todos capaces de cargar el peso no menor de las situaciones extremas por las que atraviesan) resultara siempre funcional a la propuesta narrativa y visual.

En este sentido, la estilización, la belleza subyugante de muchas de sus imágenes, jamás conspiran contra la potencia, el rigor o la emoción de la historia. Puede que haya algún regodeo innecesario (esteticismo), que los apuntados simbolismos a veces caigan en la obviedad, que los efectos de sonido que acentúan climas que ya estaban suficientemente logrados estén de más, pero son todos reparos menores. Los salvajes nos revela a un nuevo gran director y nos asegura que -por más que algunos poderosos quieran expedirle el certificado de defunción- el cine argentino no se ha suicidado: goza de muy buena salud.

Diego Batlle
Otroscines.com